abr 032016
 

Felicidades, amigo José Hierro. Según pasan los años se demuestra que tu vida ha ido más allá de tu «Vida».

VIDA

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!»
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!»
Ahora sé que la nada lo era todo.
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada. 

José Hierro para niños, edición de Yolanda Soler Onís ilustrada por Jesús Aroca, Ediciones de la Torre, Madrid, 1998.

 

abr 022016
 

2 de abril, Día Mundial del Libro Infantil y Juvenil y aniversario del nacimiento de Hans Christian Andersen, considerado uno de los grandes genios de la literatura infantil.

andersen

«La historia de mi vida dirá al mundo lo que a mí me dice: “hay un Dios amoroso que encamina todo a buen fin”.

En el año 1805 vivía en Odense, en una habitación pequeña y pobre, una pareja de recién casados que se querían muchísimo; eran un joven zapatero y su  mujer; él tenía apenas veintidós años, una inteligencia asombrosa y un temperamento poético de verdad; ella era unos cuantos años mayor, ignorante de la vida y del mundo, pero de gran corazón. El hombre acababa de establecerse por su cuenta como maestro zapatero y él mismo se había fabricado el taller y la cama de matrimonio, utilizando para ello unas tablas de madera donde poco antes había estado expuesto el ataúd con los restos del difundo Conde Trampe; como recuerdo habían quedado las listas de tela negra que adornaban el catafalco.

El dos de abril de 1805, en lugar del cadáver del conde, rodeado de flores y candelabros, nos encontramos allí berreando a un niño lleno de vida, y ese niño era yo, Hans Christian Andersen.

Dicen que mi padre se pasó los primeros días sentado a la cabecera de la cama de mi madre leyéndole a Holberg, mientras yo lloraba a pleno pulmón. “O te duermes o escuchas callado”, cuentan que dijo bromeando.

Pero yo continué siendo un llorón y buena muestra de ello di en la iglesia al bautizarme, como que el pastor, que según mi madre ha comentado más tarde, era un hombre de malas pulgas, dijo: “Este chico chilla como un gato”, palabras que mi madre no pudo perdonarle nunca. [...]»

El cuento de mi vida. I. Hans Christian Andersen. Introducción y traducción de María Pilar Lorenzo. Ilustraciones de A. Rackham, V. Pedersen y L. Frolich. Ediciones de la Torre, Madrid, 1987.

Otras publicaciones:
El cuento de mi vida. II. Hans Christian Andersen. Introducción y traducción de María Pilar Lorenzo. Ilustraciones de A. Rackham, V. Pedersen y L. Frolich. Ediciones de la Torre, Madrid, 1987.
El cuento de mi vida. Hans Christian Andersen. Traducción de María Pilar Lorenzo, Ediciones de la Torre, Madrid 2005.

mar 282016
 

Hoy hace 74 años que falleció el poeta Miguel Hernández, recordémosle con el poema:

Me llamo barro

Me llamo barro aunque Miguel me llame.
Barro es mi profesión y mi destino
que mancha con su lengua cuanto lame.

Soy un triste instrumento del camino.
Soy una lengua dulcemente infame
a los pies que idolatro desplegada.

Como un nocturno buey de agua y barbecho
que quiere ser criatura idolatrada,
embisto a tus zapatos y a sus alrededores,
y hecho de alfombras y de besos hecho
tu talón que me injuria beso y siembro de flores.

Coloco relicarios de mi especie
a tu talón mordiente, a tu pisada,
y siempre a tu pisada me adelanto
para que tu impasible pie desprecie
todo el amor que hacia tu pie levanto.

Más mojado que el rostro de mi llanto,
cuando el vidrio lanar del hielo bala,
cuando el invierno tu ventana cierra
bajo a tus pies un gavilán de ala,
de ala manchada y corazón de tierra.
Bajo a tus pies un ramo derretido
de humilde miel pataleada y sola,
un despreciado corazón caído
en forma de alga y en figura de ola.

Barro en vano me invisto de amapola,
barro en vano vertiendo voy mis brazos,
barro en vano te muerdo los talones,
dándote a malheridos aletazos
sapos como convulsos corazones.

Apenas si me pisas, si me pones
la imagen de tu huella sobre encima,
se despedaza y rompe la armadura
de arrope bipartido que me ciñe la boca
en carne viva y pura,
pidiéndote a pedazos que la oprima
siempre tu pie de liebre libre y loca.

Su taciturna nata se arracima,
los sollozos agitan su arboleda
de lana cerebral bajo tu paso.
Y pasas, y se queda
incendiando su cera de invierno ante el ocaso,
mártir, alhaja y pasto de la rueda.

Harto de someterse a los puñales
circulantes del carro y la pezuña,
teme del barro un parto de animales
de corrosiva piel y vengativa uña.

Teme que el barro crezca en un momento,
teme que crezca y suba y cubra tierna,
tierna y celosamente
tu tobillo de junco, mi tormento,
teme que inunde el nardo de tu pierna
y crezca más y ascienda hasta tu frente.

Teme que se levante huracanado
del blando territorio del invierno
y estalle y truene y caiga diluviado
sobre tu sangre duramente tierno.

Teme un asalto de ofendida espuma
y teme un amoroso cataclismo.

Antes que la sequía lo consuma
el barro ha de volverte de lo mismo.

Antología comentada (I Poesía), Ediciones de la Torre, Madrid, 2002. p. 365

mar 082016
 

Día Internacional de la Mujer, ¿por qué hoy?

Un 8 de marzo de 1857, un grupo de obreras textiles tomó la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban.

Distintos movimientos se sucedieron a partir de esa fecha. El 5 de marzo de 1908, Nueva York fue escenario de nuevo de una huelga polémica para aquellos tiempos. Un grupo de mujeres reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a 10 horas y un tiempo para poder dar de mamar a sus hijos. Durante esa huelga, perecieron más de un centenar de mujeres quemadas en una fábrica de Sirtwoot Cotton, en un incendio que se atribuyó al dueño de la fábrica como respuesta a la huelga.

En 1910, durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras celebrada en Copenhague (Dinamarca) más de 100 mujeres aprobaron declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

En 1977 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

En Ediciones de la Torre queremos festejarlo con este maravilloso libro de la Biblioteca Nórdica, donde cuatro mujeres de cada país nórdico nos cuentan la situación y la evolución de la mujer.
Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia tienen historias que contar y que se recogen en esta maravillosa antología a lo largo de veinte cuentos.
Comprendamos nuestra propia historia, común a todos los seres humanos, en la palabra de aquellos que vivieron nuestro pasado.

nmn05

Hijas del frio. Relatos de escritoras nórdias. Ediciones de la Torre.

feb 242016
 

Buenos días,

Un día como hoy, pero de 1837 nacía en Santiago de Compostela la poetisa y novelista española Rosalía de Castro, que escribió tanto en lengua gallega como castellana. Actualmente es considerada como una escritora indispensable en el panorama literario del siglo XIX.

Rosalia

Nosotros en 1988 editamos un libro para los más jóvenes Rosalía de Castro para nenos (texto originales gallegos y castellanos).

9788486587260_04_l

ene 252016
 

Hoy hace 26 años de la muerte de Dámaso Alonso, literato y filólogo español, Premio Nacional de Literatura 1927.

Gozo Del Tacto

Estoy vivo y toco
Toco, toco, toco.
Y no, no estoy loco.

Hombre, toca, toca
lo que te provoca:
seno, pluma, roca,

pues mañana es cierto
que ya estarás muerto,
tieso, hinchado, yerto.

Toca, toca, toca,
¡qué alegría loca!
Toca. Toca. Toca.

Dámaso Alonso para niños, Ediciones de la Torre, Madrid 1985, p. 82