dic 182014
 

El el número 198 de la Revista PLATERO (Revista de Literatura Infantil – Juvenil) en su «especial de navidad» aparecen como libros recomendados:

platero052

 

Nanas fabulescas a 30 voces, el nuevo libro de Manolita Espinosa ilustrado por Susana Rosique.
«”Nanas” para arrullar los sentidos y “fábulas” para aprender a convivir con la Naturaleza y con las voces de treinta animales y plantas. Edición muy cuidad en tipografía bicolor y una ilustración por poema a cargo de Susana Rosique. Incluye sencillas actividades o juegos para “dormir despierto”, así como descripciones escuetas y concretas de 24 animales y 6 plantas protagonistas. A partir de 9 años.» p. VI

Cuentos de la mitología griega VI. (En los confines del mundo: héroes contra monstruos) el nuevo libro de Mercedes Aguirre y Alicia Esteban, ilustrado por Siro López.
«Dividido en dos partes: en la primera Mercedes es la autora de “Viajando hacia el lejano occidente” (Dos trabajos de Heracles), historia dividida en 8 apartados: en la segunda. “Al margen de la civilización”, Alicia escribe sobre los Centauros y las Amazonas.
Tal y como dicen en el prólogo, las historias seleccionadas tienes un común denominador: se desarrollan en lugares alejados de la civilización griega: además se caracterizan por el carácter marginal de alguno de sus protagonistas y también son historias que no aparecen contadas en ninguna fuente literaria griega.
El libro incluye además algunos jugosos apéndices, como una relación de lugares y personajes o un estudio o aproximación al mundo griego, además de una completa selección bibliográfica. Con ilustraciones en blanco y negro de Siro López. A partir de 16 años.» p. VIII

 

 

oct 312013
 

«El tiempo dedicado a la lectura de libros ha disminuido de manera vertiginosa desde que compite con el sinfín de esas actividades sucedáneas, que cabe calificar así en cuanto muchas de ellas comportan, de hecho, la lectura de textos más o menos extensos, con los que además se interacciona de las más diversas maneras. Así venía ocurriendo ya desde la generalizada implantación del ordenador casero, y luego de los portátiles. Pero de un tiempo a esta parte los teléfonos inteligentes han terminado por ocupar los resquicios cada vez más pequeños en que antes muchos ciudadanos encontraban el tiempo para leer un libro con una mínima continuidad.»

Menos lugar, Ignacio Echevarría en El Cultural 18/10/2013, p. 25