feb 272015
 

Ayer, 26 de febrero, falleció la escritora española de literatura infantil y juvenil, Montserrat del Amo.

Montserrat tenía una amplia y valiosa bibliografía, nosotros valoramos especialmente su magnífica contribución al Homenaje a los niños de 1808 con su cuento «Ramón Mesonero Romanos».

 

 

Nueva imagen

oct 302014
 

charinEn el número 6 de la revista CHARÍN, una cuidada y preciosa revista anual dedicada a la Literatura Infantil y Juvenil, publicada por la Fundación Conrado Blanco (La Bañeza, León), que se publica en papel y es de difusión gratuita, dedica su apartado de TEATRO a nuestro autor Antonio de la Fuente Arjona «El teatro, una herramienta en el aula»:

«Cuando se habla de “teatro en la escuela” suele entenderse como una actividad cuya finalidad parece ser la representación pública al final del curso escolar o en otros días señalados.

Sin excluir claro está esa posibilidad, los libros que ha publicado Ediciones de la Torre en su colección “Alba y Mayo Teatro” (El Ladrón de Palabras, La Sombra Misteriosa, Mi amigo Fremd habla raro y La rebelión de los números) fantasean con una propuesta que, aunque de apariencia modesta, deviene en ambicioso plan.

Recluido en la intimidad del aula, despreocupado del aplauso del público y liberado de artificios (luces, decorados y demás zarandajas técnicas), el teatro, sin evitar lo lúdico, se adentra en lo pedagógico. Allí donde lo importante pasa a ser la vivencia y no la exhibición.

Con todo su lustre pero eximido de la fama o los laureles, trascendente pero sin repercusión mediática: cotidiano, sencillo, cercano, accesible, al alcance de cualquiera, en la escuela o incluso en casa.

Esta propuesta no forma actores, ni siquiera busca espectadores.

Porque no se trata de “educación teatral” (es decir: de un profesional de teatro enseñando teatro) sino de “teatro en la educación”, es decir: imaginemos a un  profesor (no de teatro: un maestro de matemáticas, o de lengua española, o de segundo idioma…) usando el juego dramático (dentro del aula y en su horario lectivo) para mejor transmitir su materia.

¿Pero es que el teatro puede servir para enseñar matemáticas o lengua o historia? Pues sí, ¿por qué no? ¡La expresión dramática al servicio de la educación!

Continue reading »