sep 222016
 

Ocho Razones por las que la poesía ayuda a los peques:

1. Porque les da las claves para entendernos y entender lo que nos rodea y les forma como seres humanos.

2. Porque les ayuda a amar el lenguaje y eso los convertirá en mejores estudiantes, mucho más creativos y con mejor vocabulario.

3. Porque la poesía, a través de sus metáforas y su expresividad, les enseñará a verbalizar sus emociones y, también, a comprender las de los demás.

4. Porque siempre será un refugio para ellos en el que acogerse en momentos duros o complicados. 5. Porque desarrolla su sensibilidad, el camino perfecto para aprender la tolerancia hacia las diferencias.

6. Porque es un excelente camino para perfeccionar la empatía. Los expertos en ‘bullying’ señalan que, precisamente, la empatía es uno de los mejores antídotos para acabar con el acoso en las escuelas.

7. Porque les puede hacer disfrutar y reír con lo que se convierte en una válvula de escape perfecta para olvidar la presión de sus largas jornadas de estudio.

8. Porque aprenderán que existe la Belleza con mayúsculas y eso será un regalo eterno para ellos que les servirá a lo largo de toda su vida.

En Ediciones de la Torre tenemos una colección de álbumes ilustrados que pretenden poner al alcance de los pequeños lectores la obra de los grandes poetas. Para que niños y niñas… y otros seres curiosos puedan iniciarse en (o recordar) el hermoso lenguaje de las bellas metáforas, estos libros seleccionan los poemas más adecuados y presentan unas antologías que facilitan la lectura y la recreación del lector.

3color

Fuente: Paka Díaz, http://www.woman.es/lifestyle/ocio/ocho-razones-poesia-ayuda-ninos

sep 212016
 

Hoy hace 114 años que nacía el poeta sevillano Luis Cernuda, poeta perteneciente a la Generación del 27, que se apartó de ella por su originalidad en su temática poética. Conocido como el poeta de la soledad y el amor, nos dejó, también, traducciones y ensayos de gran calidad.

En el libro de nuestro aniversario, 40 sonetos de amor, quisimos incluir un poema de Luis Cernuda, ilustrado por Marina Casado, la antóloga del mismo.

¡Empecemos el día con el soneto de amor «La desierta belleza sin oriente»:

cernuda128Otros libros de Cernuda en Ediciones de la Torre:

Luis Cernuda para niños, edición preparada por Antonio José Domínguez e ilustrada por Ginés Liébana.

 

 

sep 152016
 

En el siglo de Cervantes y Shakespeare, el Instituto Cervantes de Alcalá de Henares ha organizado un Ciclo de Conferencias que empezó el 1 de enero. Entre las muchas actividades que se llevarán a cabo este mes, destacamos la conferencia a cargo del profesor José Enrique Gil-Delgado, autor de …Y Shakespeare leyó el Quijote que nos hablará de uno de los más jugosos enigmas literarios, la posible relación entre los dos grandes autores clásicos. ¿Hipótesis? ¿Certeza? Esta charla ahondará en un apasionante juego de espejo y conexiones.

El acto tendrá lugar el próximo miércoles, 21 de septiembre a las 19 horas en el Instituto Cervantes de Alcalá de Henares calle Libreros 23. 

También se podrá ojear y comprar su nuevo libro, en la versión inglesa o castellana. 

¡Os esperamos!

shakespearealcala

sep 082016
 

A UN HOMBRE DE GRAN NARIZ

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una alquitara medio viva,
érase un peje espada mal barbado;

era un reloj de sol mal encarado.
Érase un elefante boca arriba,
érase una nariz sayón y escriba,
Un Ovidio Nasón mal narigado.

Érase el espolón de una galera,
érase una pirámide de Egito,
Los doce tribus de narices era;

érase un naricísimo infinito,
Frisón archinariz, caratulera,
Sabañón garrafal morado y frito.

Francisco de Quevedo y Villegas

Francisco de Quevedo para niños, Ediciones de la Torre, Madrid, 1991, p. 93

 

ago 302016
 

RETRATO

 

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.

Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—,
más recibí la flecha que me asignó Cupido,
y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.

Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.

Adoro la hermosura, y en la moderna estética
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;
mas no amo los afeites de la actual cosmética,
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.

Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro las voces de los ecos,
y escucho solamente, entre las voces, una.

¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
mi verso, como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.

Converso con el hombre que siempre va conmigo
—quien habla solo espera hablar a Dios un día—;
mi soliloquio es plática con ese buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía.

Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la mansión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.

Y cuando llegue el día del último vïaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar.

Antonio Machado

Antología Comentada, (I, Poesía), Ediciones de la Torre, Madrid, 1999, p. 143

ago 262016
 

102 años del nacimiento del escritor argentino Julio Cortázar. Autor innovador y original que se destacó tanto en cuento corto, como novela y poesía.

El futuro

Y sé muy bien que no estarás.
No estarás en la calle,
en el murmullo que brota de noche
de los postes de alumbrado,
ni en el gesto de elegir el menú,
ni en la sonrisa que alivia los completos de los subtes,
ni en los libros prestados
ni en el hasta mañana.
No estarás en mis sueños,
en el destino original de mis palabras,
ni en una cifra telefónica estarás
o en el color de un par de guantes
o una blusa.
Me enojaré
amor mío
sin que sea por ti,
y compraré bombones
pero no para ti,
me pararé en la esquina
a la que no vendrás,
y diré las palabras que sé decir
y comeré las cosas que sé comer
y soñaré los sueños que se sueñan.
Y sé muy bien que no estarás
ni aquí adentro de la cárcel donde te retengo,
ni allí fuera
en ese río de calles y de puentes.
No estarás para nada,
no serás mi recuerdo
y cuando piense en ti
pensaré un pensamiento
que oscuramente trata de acordarse de ti.

 Julio Cortázar

Poesía cada día, VVAA. Il. Dinah Salama, Ediciones de la Torre, Madrid,  2009, p. 173

ago 242016
 

¡Buenos días!

Marchan ya las principales tareas de nuestra celebración del XL Aniversario y retomamos el ritmo mensual de nuestro famoso Boletín Informativo. ¡Ya vamos por el número 80!
Este mes José María G. de la Torre comenta La sociedad abierta y sus enemigos de Karl R. Popper, nuestras autoras invitadas son Alicia Esteban y Mercedes Aguirre con un artículo titulado Fantasía, ensueño y realidad. Además, este mes tenemos un especial «noticias» y un poema de Federico García Lorca.
¿Te vas a quedar sin leerlo?
BI80
ago 222016
 

El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”, decía Cervantes. Ahora, un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale (EE.UU.) afirma que los que leen, también viven más años. El trabajo ha sido publicado en la revista Social Science & Medicine.

Según las conclusiones del estudio, los lectores de libros tienen una “ventaja de supervivencia significativa” sobre aquellos que no leen ningún ejemplar. Sin hacer distinción entre libros físicos y libros electrónicos, los investigadores descubrieron que los que leían libros viven un promedio de dos años más que aquellos que no tienen este buen hábito.

Artículo completo aquí