ene 252016
 

Hoy hace 26 años de la muerte de Dámaso Alonso, literato y filólogo español, Premio Nacional de Literatura 1927.

Gozo Del Tacto

Estoy vivo y toco
Toco, toco, toco.
Y no, no estoy loco.

Hombre, toca, toca
lo que te provoca:
seno, pluma, roca,

pues mañana es cierto
que ya estarás muerto,
tieso, hinchado, yerto.

Toca, toca, toca,
¡qué alegría loca!
Toca. Toca. Toca.

Dámaso Alonso para niños, Ediciones de la Torre, Madrid 1985, p. 82

ene 182016
 

Hoy hace 148 años que nació el poeta nicaragüense Rubén Darío. Recordemos su famosa Sonatina que está incluida en nuestra Antología para niños y jóvenes, acompañada de una ilustración de Rafael Contento.

darioSonatina

La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa? 
Los suspiros se escapan de su boca de fresa, 
que ha perdido la risa, que ha perdido el color. 
La princesa está pálida en su silla de oro, 
está mudo el teclado de su clave sonoro, 
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor. 

El jardín puebla el triunfo de los pavos reales. 

Parlanchina, la dueña dice cosas banales, 
y vestido de rojo piruetea el bufón. 
La princesa no ríe, la princesa no siente; 
la princesa persigue por el cielo de Oriente 
la libélula vaga de una vaga ilusión. 

¿Piensa, acaso, en el príncipe de Golconda o de China, 
o en el que ha detenido su carroza argentina 
para ver de sus ojos la dulzura de luz? 
¿O en el rey de las islas de las rosas fragantes, 
o en el que es soberano de los claros diamantes, 
o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz? 

¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa 
quiere ser golondrina, quiere ser mariposa, 
tener alas ligeras, bajo el cielo volar; 
ir al sol por la escala luminosa de un rayo, 
saludar a los lirios con los versos de mayo 
o perderse en el viento sobre el trueno del mar. 

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata, 
ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata, 
ni los cisnes unánimes en el lago de azur. 
Y están tristes las flores por la flor de la corte, 
los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte, 
de Occidente las dalias y las rosas del Sur. 

¡Pobrecita princesa de los ojos azules! 
Está presa en sus oros, está presa en sus tules, 
en la jaula de mármol del palacio real; 
el palacio soberbio que vigilan los guardas, 
que custodian cien negros con sus cien alabardas, 
un lebrel que no duerme y un dragón colosal. 

¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida! 
(La princesa está triste. La princesa está pálida.) 
¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil! 
¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe, 
(La princesa está pálida. La princesa está triste.) 
más brillante que el alba, más hermoso que Abril! 

«Calla, calla, princesa -dice el hada madrina 
en caballo, con alas, hacia acá se encamina, 
en el cinto la espada y en la mano el azor, 
el feliz caballero que te adora sin verte, 
y que llega de lejos, vencedor de la Muerte, 
a encenderte los labios con un beso de amor».

Rubén Darío para niños, edición preparada por José Manuel Calcerón, ilustraciones de Rafael Contento, Madrid, segunda edición 2000. P. 71

dic 162015
 

Hoy hace 113 años que nació Rafael Alberti, escritor español, especialmente reconocido como poeta, miembro de la Generación del 27. Está considerado uno de los mayores literatos españoles de la llamada Edad de Plata de la literatura española.

Empecemos el día con un poema suyo:

Balada para los poetas andaluces de hoy

¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre, ¿pero dónde están los hombres?
Con ojos de hombre miran, ¿pero dónde los hombres?
Con pecho de hombre sienten, ¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan parece que están solos.
Miran, y cuando miran parece que están solos.
Sienten, y cuando sienten parecen que están solos.

¿Es que ya Andalucía se ha quedado sin nadie?
¿Es que acaso en los montes andaluces no hay nadie?
¿Que en los mares y campos andaluces no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quién mire al corazón sin muros del poeta?
¿Tantas cosas han muerto que no hay más que el poeta?

Cantad alto. Oireis que oyen otros oídos.
Mirad alto. Veréis que miran otros ojos.
Latid alto. Sabréis que palpita otra sangre.
No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo
encerrado. Su canto asciende a más profundo
cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres.

(De Baladas y canciones del Paraná, 1954)

100 poemas. Rafael Alberti, Prologo y selección de María Asunción Mateo. Ediciones de la Torre, 2.ª edición, Madrid 2006. p. 156-157

 

oct 302015
 

Hoy hace 105 años que nació el poeta Miguel Hernández.

Ediciones de la Torre hace ya casi 40 años que inició, con un poemario de Miguel Hernández, la que quizá es ahora nuestra colección más reconocida y tomamos, de uno de sus versos, el nombre de la colección: Alba y Mayo Poesía. Desde entonces hemos publicado una decena larga de libros de nuestro poeta o sobre él. Con motivo del aniversario de su nacimiento, recomendamos a nuestros amigos lectores estos libros para niños, para jóvenes y para adultos:

mh1

mh2

MH3

 

y os recordamos todos nuestros libros de/sobre Miguel Hernández:

Miguel Hernández para niños y jóvenes: Edición de Francisco Esteve; ilustraciones de Lorenzo Olaverri.
Miguel Hernández para niños y niñas… y otros seres curiosos : Ilustraciones de Dinah Salama.
Prosas líricas y aforismos: Edición de M.ª Gracia Ifach; dibujos de José Caballero.
Antología comentada. (I Poesía): Pról. de Arturo del Hoyo. Edición de F. Esteve y J. Riquelme; ilustraciones de Jesús Aroca.
Antología comentada. (II Teatro, prosa y epistolario): Edición de F. Esteve y J. Riquelme; ilustraciones de Jesús Aroca. 
Viento del pueblo (poesía en la guerra): Edición facsímil, con estudio de José Carlos Rovira y Carmen Alemany. 
La imagen de Miguel Hernández: Edición de Juan Cano Ballesta.
Huellas de Miguel Hernández. Edición de Francisco Esteve
Cartas a Miguel Hernández: Edición de Francisco Curto. 
Recuerdos de la Viuda de Miguel Hernández: Josefina Manresa. 
100 poemas: Edición de Jesucristo Riquelme.
Viento del pueblo. Con estudio de José Carlos Rovira y Carmen Alemany. 
Madrid a Miguel Hernández. Desde el Café Gijón: Varios Autores.

ago 302015
 

Como por una conjunción de los astros, en este día nacieron tres futuros Premios Nobel de Química: en 1852 Jacobus Henricus van’t Hoff, holandés, que fue Premio Nobel en 1901; en 1871 Ernest Rutherford, británico, que lo fue en 1908; y en 1884 el sueco Theodor Svedberg, Premio Nobel en 1926.

¡Un buen día para la ciencia!

A LA CIENCIA
Por ti siglos oscuros se han borrado,
por ti la noche es menos noche oscura,
por ti el alba aparece clara y pura
y el doliente se siente confortado.

Los clérigos reales han dejado
las aras por la lente de la albura
y cercan el misterio, a su foscura,
y claro nos lo vuelven, encarnado

en hondo conocer, en transparencia
de signos que redime de dolores.
Todo es ya luz, peso, color, esencia,

y los átomos cantan resplandores,
el mundo alumbran en tu nombre, oh ciencia.
¡Viva la fiesta, amantes y amadores!

CARLOS BAUZANO

Poesía cada día, p. 175

ago 262015
 

El 26 de agosto de 1914 nació en Bruselas el escritor Julio Cortazar,  autor innovador y original que se destacó tanto en cuento corto, como novela y poesía:

«Un cronopio pequeñito buscaba la llave de la puerta de la calle en la mesa de luz, la mesa de luz en el dormitorio, el dormitorio en la casa, la casa en la calle. Aquí se detenía el cronopio, pues para salir a la calle precisaba la llave de la puerta.»

Manual de cronopios, Julio Cortázar, Ediciones de la Torre, 1992 Madrid, p. 33.

ago 182015
 

Federico García Lorca, poetadramaturgo y prosista español. Tal día como hoy de 1936 murió fusilado tras el golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil Española. Recordémosle en este día, con un poema suyo:

EL POETA DICE LA VERDAD

Quiero llorar mi pena y te lo digo
para que tú me quieras y me llores
en un anochecer de ruiseñores,
con un puñal, con besos y contigo.

Quiero matar al único testigo
para el asesinato de mis flores
y convertir mi llanto y mis sudores
en eterno montón de duro trigo.

Que no se acabe nunca la madeja
del te quiero me quieres, siempre ardida
con decrépito sol y luna vieja.

Que lo que no me des y no te pida
será para la muerte, que no deja
ni sombra por la carne estremecida.

Antología Comentada (I, Poesía), Federico García Lorca, p. 303