nov 242015
 

BASES DEL CONCURSO INFANTIL DE POSTALES NAVIDEÑAS

1. Es un concurso a nivel nacional en el que podrán participar  niños de hasta 13 años.

2. El plazo de entrega permanecerá abierto hasta el 14 de diciembre.

3. Todos los trabajos deberán enviarse por e-mail a promo@edicionesdelatorre.com o por correo postal a Minipolígono San José, nave 16, 28320 Pinto (Madrid), con el nombre y la edad del niño.

6. Para su realización puede utilizarse todo tipo de materiales plásticos: pinturas de cera, de palo, carboncillo, óleo, pastel, acuarelas e incluso collages, etc.

7. El dibujo deberá presentarse en un folio de tamaño A4 (297 x 210 mm).

9. El fallo del jurado se hará público el 15 de diciembre

10. PREMIOS. Se entregarán 3 lotes de libros adaptados a la edad del ganador. En tres categorías: 0 a 6 años, 7 a 10 años, 11  13 años

Derechos  y  aceptación de las bases

La participación en el concurso conlleva  la cesión a favor de la organización, por parte de los concursantes, de los derechos de reproducción y exposición sobre los dibujos, siempre que se utilicen  y siempre sin  ánimo de lucro.

La participación en este concurso supone la aceptación de todas y cada una de las bases del concurso y de la decisión  del jurado.

¡Esperamos vuestros dibujos!

concurso

jul 092013
 

El movimiento ascendente era lento, y el ligero traqueteo que acompañaba al ascensor meneaba grácilmente las coletas de la pequeña. Su mano, estaba asida a la de un hombre templado, con gabardina color crudo y un fedora marrón.
—Ya llegamos ¿verdad? —la niña sonreía nerviosa, y al hacerlo, dejaba al descubierto el lugar dónde hacía poco habían estado sus paletas.
—Sí, aquí es.
El hombre abrió la puerta del ascensor con una mano y dejó salir a la pequeña primero. Al acercarse a la recepción sus pasos chirriaban sobre el suelo encerado. Una mujer de pelo cano dejó balancear sobre su cadenita de plata unas gafas puntiagudas para la vista cansada.

Continue reading »

jul 092013
 

Sentado en el marco de la puerta del balcón, Álvaro miraba las baldosas rojas. Últimamente padecía insomnio y no tenía sentido echarle le culpa a Laura. Cuando rompieron, y de eso hacía ya casi tres años, no le había dolido, sino más bien al revés.
Se habían despedido con un beso en la boca, como de costumbre, quizás algo más brusco de lo habitual, también algo más intenso, un beso que Álvaro había guardado en los labios durante varios días, quizá varias semanas. Luego los labios habían recuperado su forma y ahora, contemplando las baldosas sentado, le resultaba difícil revivirlo. Su madre había quitado las macetas porque decía que le quitaban demasiado tiempo y la barandilla, limpia, parecía encerrar entre rejas a las casas vecinas. Pensaba que el aire fresco de la noche le ayudaría a recrear la atmósfera y así podría evocar -o convocar- la humedad blanda de su boca, el roce de su piel, su mirada evasiva. Creía que si lograba asir aquel instante sería luego capaz de recordar la forma de su cuerpo, sus gemidos, las rodillas saltando como resortes, la tensión de sus piernas. Y así, paso a paso, pensaba que podría recuperar aquella esfera perfecta de amor y deseo.

Continue reading »

jul 092013
 

Farah Hoffmann miró a través de los visillos de la ventana.. Qué duramente amanecía en Berlín en los últimos años. Hacía tantos días que no veía a Florian, y tantas semanas que se llevaron a sus padres por el camino de la Hauptbahnhof hacia un destino desconocido, que su depósito de lágrimas estaba seco…

Continue reading »