feb 242017
 

Hoy hace 180 años que nacía la poetisa Rosalía de Castro. Es la figura más representativa y simbolizadora de la literatura Gallega.

Hemos escogido un fragmento de su libro En las orillas del Sar, un viaje a su intimidad, sin retorno y sin esperanza.

A través del follaje perenne
que oír deja rumores extraños,
y entre un mar de ondulante verdura,
amorosa mansión de los pájaros,
desde mis ventanas veo
el templo que quise tanto.

El templo que tanto quise…,
pues no sé decir ya si le quiero,
que en el rudo vaivén que sin tregua
se agitan mis pensamientos,
dudo si el rencor adusto
vive unido al amor en mi pecho.

Rosalía de Castro para nenos, Edición preparada por M.ª Victoria Álvarez e ilustrada por Celso Dourado.

oct 282016
 

Hoy se cumplen 17 años de la muerte del  poeta Rafael Alberti, y qué mejor poema para recordadle que «Rafael y el levante», poema que dedicó Marina Casado al poeta en su libro Mi nombre de agua

RAFAEL Y EL LEVANTE

Alguien reía junto a la orilla.
En una playa que se escapaba al tiempo
donde a lo lejos,
tímidamente suspendidas sobre el acantilado,
se levantaban mis miradas.
Lo veía jugar, incandescente,
rodeado de azules y blancos gaditanos,
y en sus ojos de cielo
descansaba la espuma del Atlántico.
Sus temblores de niño de principios de siglo
hablaban ya de versos tachonados de nube,
de enigmas vanguardistas, de ángeles sombríos,
de sangre de acuarela derramada en sonetos
y en palomas ligeras, filarmónicas,
que confundían dulcemente la noche y la mañana.
Y aquella playa era su playa.
La Andalucía rota de cante jondo y de luceros
desgarraba la realidad como en un sueño,
dibujándolo a él en cada sacudida:
a él y a aquella infancia ciega
que respirase para siempre en cada verso.
El levante es locura disfrazada de viento:
azules que se mezclan con épocas remotas
y con atardeceres de poesía que nunca contemplé,
donde jugar en una playa
era apenas el único horizonte recordado.

Volvería una y otra vez sobre tus aires, Cádiz;
regresaría para desvanecer crepúsculos y lágrimas,
colorear inviernos,
imprimir lunas en forma de baladas
y soñar con aquella silueta de contrapuntos italianos
que me regala una mirada pícara
antes de desteñirse nuevamente
bajo el pincel del tiempo.

oct 032016
 

¡Buenos días!

Hoy hace 120 años que nació el poeta Gerardo Diego, queremos recordadle con el poema «El ciprés de Silos» incluido en nuestro libro Gerardo Diego para niños y dedicárselo a nuestra amiga y compañera de la editorial Vera Guastavino porque hoy, también, es su cumpleaños. ¡Felicidades!

 EL CIPRÉS DE SILOS

Enhiesto surtidor de sombra y sueño
que acongojas el cielo con tu lanza.
Chorro que a las estrellas casi alcanza
devanado a sí mismo en loco empeño.

Mástil de soledad, prodigio isleño,
flecha de fe, saeta de esperanza.
Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza,
peregrina al azar, mi alma sin dueño.

Cuando te vi señero, dulce, firme,
qué ansiedades sentí de diluirme
y ascender como tú, vuelto en cristales,

como tú, negra torre de arduos filos,
ejemplo de delirios verticales,
mudo ciprés en el fervor de Silos.

amp10

sep 222016
 

Ocho Razones por las que la poesía ayuda a los peques:

1. Porque les da las claves para entendernos y entender lo que nos rodea y les forma como seres humanos.

2. Porque les ayuda a amar el lenguaje y eso los convertirá en mejores estudiantes, mucho más creativos y con mejor vocabulario.

3. Porque la poesía, a través de sus metáforas y su expresividad, les enseñará a verbalizar sus emociones y, también, a comprender las de los demás.

4. Porque siempre será un refugio para ellos en el que acogerse en momentos duros o complicados. 5. Porque desarrolla su sensibilidad, el camino perfecto para aprender la tolerancia hacia las diferencias.

6. Porque es un excelente camino para perfeccionar la empatía. Los expertos en ‘bullying’ señalan que, precisamente, la empatía es uno de los mejores antídotos para acabar con el acoso en las escuelas.

7. Porque les puede hacer disfrutar y reír con lo que se convierte en una válvula de escape perfecta para olvidar la presión de sus largas jornadas de estudio.

8. Porque aprenderán que existe la Belleza con mayúsculas y eso será un regalo eterno para ellos que les servirá a lo largo de toda su vida.

En Ediciones de la Torre tenemos una colección de álbumes ilustrados que pretenden poner al alcance de los pequeños lectores la obra de los grandes poetas. Para que niños y niñas… y otros seres curiosos puedan iniciarse en (o recordar) el hermoso lenguaje de las bellas metáforas, estos libros seleccionan los poemas más adecuados y presentan unas antologías que facilitan la lectura y la recreación del lector.

3color

Fuente: Paka Díaz, http://www.woman.es/lifestyle/ocio/ocho-razones-poesia-ayuda-ninos

ago 182016
 

Hoy hace 80 años que el poeta español Federico García Lorca fue  fusilado tras el golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil Española.

¿Quieres conocer un poco más García Lorca?

En 1983 editamos Federico García Lorca para niños y jóvenes, una antología preparada por el profesor Eutimio Martín e ilustrada con los dibujos del propio poeta.

«Pero, de niño, Lorca no pensaba en ser poeta. Lo que quería era ser músico. Sus amigos se quedaron muy sorprendidos cuando, a los dieciocho años, comenzó a leerles los primeros versos. Para ellos, Federico era “el músico” y estaban seguros de que llegaría a ser tan famoso como Manuel de Falla [...] ¿Qué le ocurrió a García Lorca para abandonar así un brillante porvenir de músico?

[...] Se lanzó a la literatura con el mismo ardor que había cultivado la música y en 1918 publica su primer libro: Impresiones y paisajes. No es un libro de versos. [...] Para este autor, como para la myor parte de los escritores españoles del siglo XIX, un gitano tumbado bajo un árbol no puede estar, como otros seres, sencillamente descansando. En cuanto que se trata de un gitano, ha de estar muerto (de muerte violenta, insinúa el poeta) o borracho, y, de todas las maneras, lleno de moscas [...]

Madrigal

Yo te miré a los ojos 
cuando era niño y bueno. 
Tus manos me rozaron 
Y me diste un beso. 

(Los relojes llevan la misma cadencia, 
y las noches tienen las mismas estrellas.) 

Y se abrió mi corazón 
como una flor bajo el cielo, 
los pétalos de lujuria 
y los estambres de sueño. 

(Los relojes llevan la misma cadencia, 
Y las noches tienen las mismas estrellas.) 

En mi cuarto sollozaba 
como el príncipe del cuento 
por Estrellita de oro 
que se fue de los torneos. 

(Los relojes llevan la misma cadencia, 
Y las noches tienen las mismas estrellas.) 

Yo me alejé de tu lado 
queriéndote sin saberlo. 
no sé cómo son tus ojos, 
tus manos ni tus cabellos. 
Sólo me queda en la frente 
la mariposa del beso. 

(Los relojes llevan la misma cadencia, 
Y las noches tienen las mismas estrellas.)

 

 

jul 082016
 

8 de junio de 1987 fallecía el poeta Gerardo Diego, el menor de 10 hermanos. Su hija, Elena Diego preparó una edición para niños y jóvenes en el año 1985, nadie mejor que ella para combinar el conocimiento adquirido por la convivencia y el amor a su padre con su experiencia docente, para presentarnos al autor de El ciprés de Silos.

9788479601508_04_hWEBRECUERDO DE CLASE

El sol entra en la clase.
El sol es como un gato
que busca los rincones
recónditos y huraños.

El sol entra en la clase
como riendo y cantando.
Es un muchacho más
gozoso entre muchachos.

Resbala en la tarima,
alcanza los escaños
bien bruñidos, se atreve
–qué noche– al encerado;

trepa ya por el mapa
y a sus colores cárdenos
de orografía, azules
de mares encrespados,

verdes, violetas, rosas
de países nostálgicos,
los ilumina, baña
de visos y de rasos,

y allá en el techo altísimo
baila como un canario
–tan vivo y amarillo–
de un vidrio proyectado.

Tibio halago de enero.
El sol, qué mal gramático,
¿quién conjuga o declina
hoy, no es verdad, Horacio?

Y yo olvido mi plática
y acaricio en mi mano
un libro viejo, un libro
que he traído bajo el brazo.

Fluye alegre la charla
del libro soleado
y sus donaires ríen
el sol y sus muchachos.

Gerardo Diego para niños, edición preparada por Elena Diego e ilustrada por Constantino García Gómez, 3.ª edición, primera reimpresión, 1996. Madrid

may 132016
 

Romancero para niños y jóvenes

Edición preparada por Teresa de Santos e ilustrada por Carmen Sáez.

9788479605131_04_x

El romancero ha sido durante siglos vehículo de transmisión viva y directa de multitud de temas populares. Grandes poetas han utilizado el romance entre sus formas de expresión, por su musicalidad y su implantación popular. El Romancero es una joya de nuestra tradición popular, obra colectiva por antonomasia, pues los romances han ido modificándose, de padres a hijos, de generación en generación, una y otra vez hasta nuestros días, a pesar de que las nuevas formas de comunicación amenazan con reducir el romancero al pasado. 

LA DONCELLA GUERRERA

En Sevilla a un sevillano
siete hijos le dio Dios,
y tuvo la mala suerte
que ninguno fue varón.
La más chiquita de ellas
la llevó la inclinación
de ir a servir al rey
vestidita de varón.
—«No vayas, hija, no vayas,
que te van a conocer;
que tienes el pelo muy largo
y dirán que eres mujer».
—«Si tengo el pelito largo,
madre, córtemelo usted,
y con el pelo cortado
un varón pareceré».
Y al subir al caballo
la espada se le cayó;
por decir «¡maldita sea!»
dijo «maldita sea yo»;
siete años estuvo en guerra
y nadie la conoció,
solamente el hijo del rey
que de ella se enamoró.