oct 152014
 

villaespesa

ROSAL DE FUEGO

¡De aquel rosal que plantamos
una mañana de abril,
para ti fueron las rosas;
las espinas para mí!
Yo lo regué con mis lágrimas,
con suspiros lo entreabrí,
y con mi sangre he teñido
a sus rosas de carmín…
¡Aquel rosal que plantamos
una mañana de abril!

La quinta de las lágrimas.
Mis amigos de Portugal, PC, II, 1046 (1918-1919)

Francisco Villaespesa para niños y jóvenes, edición de Antonio A. Gómez Yebra, ilustraciones de Raquel Tejero Garfia.